Zorro del Desierto

Revisado por . Licenciado en Biología

Entre toda la variedad de animales del desierto encontramos al zorro o fénec, diminutos animales con cualidades muy particulares. Poseen una gran aptitud para vivir en esos lugares tan áridos y, en términos generales, desprovistos.

Los zorros del desierto son una entre más de cinco mil especies de mamíferos. Como todos los demás, se alimentan, se reproducen y amamantan a sus crías. Por supuesto, tratan de impedir ser el alimento de otros animales carnívoros de su hábitat. Toleran las altas temperaturas del desierto dormitando de día y alimentándose por las noches.

Zorro del Desierto

Zorro del Desierto. Edición por Atlas.com. Original por R_Winkelmann en Pixabay.

Datos del Zorro del Desierto

Clasificación:Vertebrado / Mamífero
Reproducción:Vivíparo
Alimentación:Carnívoro
Hábitat:Terrestres
Orden:Carnivora
Familia:Canidae
Género:Vulpes
Longevidad:10 – 12 años
Tamaño:35 – 41 cm
Peso:1 – 1,5 kg

Estado de conservación

estado de conservacion preocupacion menor
Preocupación Menor. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución del Zorro del Desierto

Área Geográfica del Zorro del Desierto
Área Geográfica del Zorro del Desierto. Imagen por Jrockley a través de Wikimedia Commons.

¿Cómo reconocer a este mamífero?

Son animales vertebrados vivíparos, es decir, gestan a sus hijos en el vientre. Cuando nacen estos mamíferos desérticos se alimentan con la leche que producen sus glándulas mamarias. Sus cachorros se nutren de esa leche mientras van creciendo y aprendiendo las habilidades de los carnívoros de su tipo.

Estos curiosos animales son conocidos por diversos nombres. Se les denomina también fénecs, fenecos y, por supuesto, zorro del desierto. Pertenecen al género de los cánidos y dado su tamaño, ha desarrollado cualidades que le garantizan sobrevivir a las inclemencias del desierto.

Características del zorro del desierto

Es la variedad de zorro más pequeña que puedes encontrar. Su tamaño, apenas se empareja con el de una cría de gato. En contraste, posee las orejas más grandes entre todas sus especies. Tiene un pelaje cuyo color mayormente oscila entre un tono dorado y uno rojizo. Esto le permite difuminar su presencia en medio de las arenas.

Su cola es larga y lanosa, termina en una punta de tono oscuro, casi negro. El zorro del desierto suele tener una piel muy suave. Tanto su pelaje, como sus orejas y sus riñones, están adaptados a las particulares y exageradas cualidades del desierto.

El tamaño del zorro varía entre los 20 y los 40 centímetros de largo. La cola llega a ser casi tan larga como su cuerpo. Alcanza una altura de 20 centímetros desde sus patas hasta la cerviz. Su peso varía entre los 0,68 gramos y un kilo y medio. El promedio de vida conocido alcanza los 14 años en promedio.

Aunque se les ve merodeando durante el día, son animales de prácticas nocturnas. Están catalogados como los animales con mejor adaptabilidad en el mundo. Asimismo, se les considera los más inteligentes.

Disponen, además de sus grandes orejas, de un poderoso sentido del olfato. Es tan agudo que los hace capaces de encontrar su comida, incluso si está oculta debajo de la tierra. Tal habilidad trae aparejada otra habilidad complementaria, los zorros del desierto son grandes excavadores.

Hábitat

Viven en los desiertos y en zonas extremadamente áridas. Su hábitat más conocido está en el noroccidente de África, en el desierto del Sahara. Sin embargo, se distribuye desde esta región hasta el Asia. Extienden su presencia desde Marruecos y Argelia, pasando por el Níger, hasta la Península del Sinaí.

Siendo su ecosistema ideal, el zorro de vida nocturna, regresa a su madriguera con el alba. Allí está instalado con su familia durante las calurosas horas del día.

Alimentación del zorro del desierto

Son animales carnívoros; la capacidad de movimiento del zorro del desierto le facilita cazar a sus presas para comerlas. Pueden localizarlas tanto cerca de ellos, como dentro de la tierra.

Normalmente buscan comida en la noche, se alimentan de roedores como conejos, ratas, ardillas y hasta aves. Debido a ser animales del desierto, su fisionomía está acostumbrada a vivir muchos días sin beber agua, por ello se aprovechan de pequeños insectos para que sean parte de su dieta.

Reproducción del zorro

Acostumbran a vivir en pareja durante toda su vida y tienen crías cada año. Cuidan de su camada incluso, hasta que nace la siguiente generación. Suelen convivir con otras familias de zorros en pequeñas comunidades. El tamaño de tales coaliciones varía en función de la cantidad de recursos que se dispone en su entorno.

Alcanzan su madurez sexual cerca de los 9 meses de edad. El apareamiento se produce, generalmente, en los meses de enero y febrero. La gestación se prolonga por aproximadamente 50 o 52 días; por esto, las crías nacen entre los meses de marzo y abril. Los machos acostumbran ser muy protectores con sus parejas.

Tienes gestación mamífera y desde el momento en que la hembra está embarazada, el macho saldrá a cazar mientras ella permanece en la madriguera. El macho la provee de lo necesario. Después de dar a luz, el macho seguirá suministrando los alimentos. Se ocupará de lo que la madre y los lactantes requerirán para su mantenimiento.

El número de los cachorros en cada parto varían entre 2 y 5. Su protección y garantías de sobrevivencia corren por cuenta de ambos padres. A lo largo del primer mes de nacidos, su madre vela por ellos noche y día. Las hembras comparten la madriguera con sus hijos todo el tiempo necesario. Ambos padres suelen compartir la defensa de su territorio y su madriguera ante cualquier ataque que puedan sufrir por parte de los depredadores de su ecosistema.

Depredadores

El número de los depredadores del zorro del desierto, se ha ido reduciendo poco a poco. Sin embargo, todavía hay los que le dan caza. Entre estos tenemos los linces comunes y los rojos, que lo cazan con un buen nivel de éxito. También es presa de panteras y lobos.


Última actualización:

Zorro del Desierto

Zorro del Desierto. Edición por Atlas.com. Original por R_Winkelmann en Pixabay.

Artículos relacionados