Burro

Revisado por . Licenciado en Biología

El burro es un animal de granja caracterizado por su capacidad para cargar gran cantidad de objetos y por servir de transporte de personas. Este mamífero es uno de los más empleados en estos sitios especializados gracias a su cualidad de tracción y por ser buen vigía.

Este mamífero de granja destaca por su aspecto similar al de un caballo, aunque cuenta con un tamaño más pequeño y no puede realizar corridas tan veloces. Además, el burro cuenta con la característica de ser un excelente guardián y de contar con la suficiente energía para proteger una granja.

Burro

Aquí podrás conocer aspectos esenciales de los burros domésticos de granja. De esta forma, conocerás su importancia en estos sitios especiales y, a su vez, conocerás algunos aspectos esenciales de estos mamíferos de granja.

Datos del Burro

Clasificación:Vertebrado / Mamífero
Reproducción:Vivíparo
Alimentación:Herbívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Perissodactyla
Familia:Equidae
Género:Equus
Longevidad: 25 – 30 años
Tamaño:79 – 160 m
Peso:80 – 480 kg

Estado de conservación

Especie casi Amenazada. Imagen por Atlas Animal.

Distribución del Burro

Área geográfica del  Burro
Área geográfica del Burro. Imagen por Anwar saadat (información de IUCN Red List). Wikimedia Commons.

Características de los burros

La principal característica del burro es su actitud sumamente tranquila acompañada de una gran energía. Además, estos animales son sumamente empleado en granjas como guías y, también, como medios de vigía o de detección de amenaza. Esto último se debe a que son animales mucho más sensibles que los perros y pueden detectar depredadores fácilmente.

Una cualidad del burro como especie de granja es que, gracias a su tamaño, es sumamente productivo ante todo tipo de trabajos de tracción o de granja. Anteriormente, solía ser muy empleado en trabajos relacionados con el cultivo de cereales, aunque, actualmente, ha comenzado a ser sustituido por todo tipo de tecnologías.

Hay algunas regiones o países del mundo donde los burros son criados con fines cárnicos. Esto se debe a que sus carnes sirven como platillos típicos en algunos países de Europa y Asia. Por ello, a pesar de su desuso como animales de carga y tracción, siguen siendo criados en granjas por estos otros fines.

Alimentación del burro

El burro se caracteriza por su dieta herbívora y por su necesidad de consumir una variada cantidad de fibra. Una de sus ventajas, al ser criados en granjas, es que no requieren de una gran cantidad de alimentos como es el caso de los caballos.

Este animal de granja suele ser alimentado con pasto y con una variedad de arbustos. También, es común que se les dé alfalfa para complementar su dieta y para que mantenga un estado sumamente saludable. Además, la dieta de estos animales no suele ser restrictiva, ya que tienen un sistema resistente ante los cólicos.

Estos animales no pueden comer alimentos altos en azúcares y calorías, ya que les puede producir obesidad y problemas de salud. Por el contrario, tienen que alimentárseles en pocas proporciones y con comidas altas en fibra. Además, hay que darles alimento varias veces al día, ya que su sistema digestivo así lo requiere.

¿Dónde viven de los burros?

Los burros de granja tienen una gran habilidad para adaptarse a todo tipo de hábitats, pudiendo acomodarse perfectamente a ambientes calurosos como los desiertos. Por ello, debido a que son comúnmente empleados en trabajos de carga, resultan la mejor alternativa para este tipo de actividades.

Como mamifero de las granjas, los burros logran adaptarse a todo tipo de entornos. Solamente es necesario proveerlos de la suficiente vegetación y libertad para evitar desencadenar estrés en estos animales.

A pesar de todo esto, los burros cada vez son menos vistos en las granjas debido a que no cuentan con gran trabajo en las mismas. Por ello, en los últimos años se ha visto un descenso en la cantidad de estos animales que hay en el mundo, llegarlos, inclusive, a ubicarlos en estado de extinción.

Reproducción de los burros

La burra suele ser capaz de quedar embarazada luego de cumplir los dos años de vida. Al transcurrir este tiempo, va a ser posible aparearla sin importar el período del año en el que se encuentre. En cuanto al tiempo de proceso de gestación, el mismo suele durar entre 12 y 14 meses, aunque puede llegar a variar.

En las granjas, es común aparear a un burro y una yegua para generar una cría de mula. Así, estos últimos animales suelen ser de gran valor en una variedad de países. Por otra parte, los burros no cuentan con un proceso específico de apareamiento en granjas, por lo cual comúnmente las crías nacen a través de una monta natural.

El burro es un animal vivíparo, por lo cual mantiene a su cría en el embrión hasta contar con las condiciones necesarias para sobrevivir en el mundo exterior. Normalmente, las crías se mantienen junto con los burros hasta luego de los 6 meses, cuando las mismas comienzan el proceso de destete y pueden sobrevivir por su propia cuenta.

Depredadores del burro

A pesar de tener un aspecto pacífico e inofensivo, el burro puede llegar a ser agresivo y, mucho más, cuando se trata de depredadores. Por ello, estos animales más que ser presa de los cazadores salvajes de las granjas, suelen defender a los animales de dichos lugares.

Aun así, los burros suelen ser presas de coyots, lobos y perros salvajese. Muchos de estos depredadores se suelen juntar en manada para atacar a los burros de granja para así, convertirse en alimento de los mismos.


Última actualización:

Burro

Burro. Edición de Atlas Animal. Original por @neeksandgaston a través de Twenty20.

Artículos relacionados