Gacela

Revisado por . Licenciado en Biología

La gacela es una especie de mamífero que vive en las sabanas africanas y en las regiones áridas del sur de Asia. Están emparentadas por su condición de bóvidos, con las vacas, las ovejas, las cabras y los bisontes, todos animales rumiantes. Realmente es uno de los más hermosos y ágiles antílopes de las sabanas y suele vivir en grandes rebaños.

Los desiertos, son lugares sumamente particulares y paradójicos. Se trata de lugares tremendamente áridos y, aparentemente, estériles. En estos lugares, por lo general, se observa una escasa vegetación y una muy reducida existencia humana. Y aunque parezca muy dificultoso, en los desiertos existe una profusión de vida animal. Entre ellos, los animales del desierto como las gacelas han podido hacer su vida, abrirse paso y progresar.

Gacela

Datos de la Gacela

Clasificación:Vertebrado / Mamíferos
Reproducción:Vivíparo
Alimentación:Herbívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Artiodactyla
Familia:Bovidae
Género:Gazella
Longevidad:10 – 15 años
Tamaño:90 – 110 cm
Peso:14 – 24 kg

Estado de conservación

Estado de conservación: Especie Vulnerable
Especie vulnerable. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución de la Gacela

Área Geográfica de la Gacela
Área Geográfica de la Gacela. Imagen por Joy a través de Wikimedia Commons.

Características de la gacela

Las gacelas son unos hermosos animales mamíferos del desierto de figura muy esbelta. Tienen unas patas muy largas que, aunque delgadas, les permiten alcanzar, en casos de necesidad, altas velocidades. Son animales muy ágiles, de orejas largas, su tamaño varía según sus especies y pueden ser pequeños o medianos. Casi todas sus variedades tienen cuernos tanto las hembras como los machos, también según su especie con diseños diferentes. Todas tienen una corta cola.

Suelen ser más activas en las horas matutinas o al atardecer, que son los momentos cuando hace menos calor. En las horas más calientes del día, prefieren descansar a la sombra de los árboles. De acuerdo a su especie, pueden vivir en pequeños rebaños o en grandes manadas.

Hay dos especies dominantes o más conocidas de gacelas. La gacela de Grant y la gacela de Thomson.

  • Gacela de Grant

Las gacelas de Grant son unos animales robustos y fuertes, son consideradas las más grandes de su género. Puede llegar a medir casi un metro de altura y alcanzar un peso entre 55 y 80 kilos. Su pelaje suele ser de color amarillo oscuro, leonado, casi dorado. Una raya negra caracteriza la parte superior y externa de sus extremidades traseras, en cambio, su parte interior es blanco.

Sus cuernos son largos, fuertes, torneados y muy afilados, dibujan curvas primero hacia delante y luego hacia atrás. El estudio de los cuernos de las gacelas permitió a los profesionales determinar los diferentes tipos de gacelas existentes. En el caso de las hembras siempre serán de un diseño más esbelto y también, más pequeños

  • Gacela de Thomson

Esta especie de gacela guarda algunas diferencias con la gacela de Grant. Por ejemplo, tiene una banda negra que le recorre todo el cuerpo por sus laterales. Su pelaje es de un tono pardo pálido tendiendo al amarillo. Otra diferencia es que su cola está cubierta de un pelo largo. Su tamaño es un poco menor que el de la gacela de Grant. Asimismo, suele pesar entre veinte y treinta kilos menos que aquella.

Por lo general, sus cuernos alcanzan un tamaño de hasta 40 centímetros y están curvados hacia atrás y su punta se inclina hacia adelante.

Hábitat

Las gacelas viven mayormente en las sabanas de África, y también al sudoeste de Asia. Tienen como su hábitat típico, las llanuras, espacios abiertos y con vegetación de poca altura, los desiertos. Algunas especies pueden vivir en lugares montañosos pero la mayoría hacen su vida en los desiertos. Prefieren las llanuras abiertas a pesar de que las dejan a la vista de depredadores como los felinos y lycaones.

Vivir en áreas abiertas les permite, al mismo tiempo, estar alertas para evitar y evadir a sus depredadores. Duermen por pocos minutos y aunque se les vea reposando en el suelo están atentas a cualquier movimiento o ruido.

Alimentación

La gacela es un animal netamente herbívoro. Suele alimentarse de hierbas, hojas y toda planta que le aporte líquidos para combatir las altas temperaturas del hábitat. Generalmente las plantas que ingiere son aquellas que absorben humedad en las horas nocturnas. Esto le ayuda a permanecer muchos días sin beber agua y a adaptarse a las zonas abiertas más calientes.

Asimismo, se alimenta de pasto de la sabana seca, de hierbas duras del desierto y hojas de acacia. Complementan su dieta con algunos insectos como saltamontes y sus larvas.

Reproducción

Los machos de las gacelas alcanzan su madurez sexual al año y medio de edad. Por su parte, las hembras la tienen en la mitad de ese tiempo. Cuando la hembra está cercana al celo, el macho dominante la sigue percibiendo a través de su orina, su condición. Los machos de la manada se disputan acremente, el derecho a aparearse. Luego que la hembra es fecundada, la gestación se prolonga alrededor de seis o siete meses.

A su término, las hembras se separan del grupo para parir. Generalmente nace una cría y rara vez, dos. Pueden pesar cinco kilos al nacer pero aumentan de peso y tamaño muy rápidamente.

Depredadores

Estos gráciles animales de las sabanas tienen una numerosa cantidad de depredadores naturales. En su ambiente, los felinos, que aunque no discriminan mucho a la hora de alimentarse, tienen preferencia por las gacelas. Sus cazadores habituales son leopardos, guepardos y leones, acompañados de hienas y lycaones, en plena sabana. En las áreas boscosas y fluviales, son presa de tigres, cocodrilos y serpientes pitón.

Sin embargo, sus crías también pueden ser perseguidas por depredadores más pequeños como chacales, aves de rapiña y hasta por primates como los babuinos.


Última actualización:

Gacela

Gacela. Edición de Atlas Animal. Original por @SteveAllenPhoto a través de Twenty20.

Artículos relacionados