Elefante

Revisado por . Licenciado en Biología

El elefante (Elephantidae) es el animal terrestre más grandes del planeta. Uno de los aspectos más notables del elefante son sus dimensiones, ya que su altura puede superar los 3 metros y en cuanto a la longitud, estos tienen un promedio de 5 metros. A su vez, es el mamífero terrestre más pesado del planeta, ya que su peso se sitúa alrededor de las 5 toneladas.

Datos del Elefante

Elefante
Clasificación:Vertebrado / Mamíferos
Reproducción:Vivíparo
Alimentación:Herbívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Proboscidea
Familia:Elephantidae
Género:Loxodonta y Elephas
Longevidad:60 – 70 años
Tamaño:3 – 3,2 m
Peso:6,000 kg

Estado de conservación

Estado de Conservación en peligro de extinción
En peligro de Extinción. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución del Elefante

Área Geográfica del Elefante
Área Geográfica del Elefante. Edición por Atlasanimal.com. Original por SanoAK y Sémhur (información de IUCN Red List). Wikimedia Commons.

Características del elefante

Actualmente existen dos tipos de elefantes: los africanos y asiáticos, muchos de sus rasgos físicos se asemejan, sin embargo, algunos difieren en cuanto a tamaño.

Elephantidae es el nombre científico de esta bestia, la cual desciende de los mamuts lanudos, especie extinta que habitaba en Europa durante la Era del Hielo.

Este animal se caracteriza por poseer una trompa larga, conformada por 100.000 músculos usada básicamente para alimentarse, hidratarse y asearse.

Tiene dos dientes incisivos superiores, conocidos como “colmillos”, que miden 1,5 y 2 metros de largo, su peso máximo es de 120 kilogramos.

Cuentan con enormes orejas en las cuales pasan gran cantidad de venas que regulan la temperatura de sus cuerpos, enfriando la sangre de estos gigantescos mamíferos cuando el calor aumenta.

Diferencias entre los elefantes africanos y asiáticos

Como mencionamos anteriormente los elefantes africanos y asiáticos, presentan diferencias de tamaño, en este sentido, el primero tiene una altura mayor de 3,5 metros, mientras que el segundo se acerca a dos metros.

El peso de los africanos es de unos 7.500 kilogramos a comparación de los asiáticos, que solo alcanzan las 5 toneladas.

Ambos mamíferos cuentan con cuatro piernas, formadas por huesos gruesos y resistentes para soportar el peso de sí mismos.

En cuanto a las patas son redondas y anchas; las que se ubican en la parte frontal constan de cinco uñas, pero en las posteriores, los asiáticos tienen cuatro y los africanos solo tres.

Forma de vida del elefante

Esta especie tiene un comportamiento tranquilo y dócil, atacan solo si se sienten amenazados. Por poseer este comportamiento se les hace fácil poder convivir con animales de su especie.

Por lo que siempre serán vistos en manadas y con las condiciones adecuadas de hábitat durante muchos años,.

Tienen la cualidad de formar lazos afectivo y, aunque no lo parezca se preocupan por los integrantes de su manada e hijos.

En cada grupo o manada tienen una “matriarca”, esta hembra es la que está a cargo. Cuando el alimento es escaso suelen separarse en pequeños grupos para que exista mayor oportunidad de sobrevivir.

Estos vivíparos pueden llegar a vivir alrededor de 50 años, una de las causas por la que muere cuando llega a avanzada edad es por el desgato de sus dientes.

Por el tiempo que llevan rechinándolos al comer, llega el momento en el que ya no son capaces de seguir masticando y mueren de hambre.

Hábitat

Los elefantes son animales estrictamente salvajes que generalmente pueden ser encontrados en dos tipos de hábitat, según el tipo de elefante:

  • El elefante africano, que se puede encontrar en extensiones africanas, sabanas, praderas, pantanos, etc.
  • Y el elefante asiático, el cual habita en selvas principalmente; en esta hábitat se aprovechan de la gran cantidad de vegetación disponible para alimentarse, además del ambiente húmedo y las constantes lluvias que los mantienen frescos.

En la actualidad es común encontrar elefantes en zonas protegidas para mantenerlos a salvo de los cazadores ilegales. Sin embargo, a los elefantes les gusta migrar de forma periódica, ya que no se sienten cómodos en cautiverio y necesitan estar en constante movimiento; lo cual puede ponerlos en peligro al salir de las áreas protegidas o santuarios.

Aunque algunas personas tienen elefantes en cautiverio, estos son animales salvajes que deben estar en total libertad; pues no pueden ser domesticados completamente ni convivir con el ser humano como mascotas, ya que tienen instintos y su comportamiento puede ser agresivo.

Alimentación de los elefantes

Son animales herbívoros, capaces de sobrevivir en diferentes zonas gracias a esto. Son aptos para alimentarse hasta de los arboles más altos.

A pesar de esto su hábitat cada vez se hace más reducido, por lo que pasan largas horas del día en busca de alimentos.

Al alimentarse, su cuerpo solo procesa el 40% de lo que consumen, son capaces de tomar hasta 15 litros de agua por su tamaño.

Para poder saciar su sed hacen uso de sus colmillos para cavar el suelo y poder encontrar suministros de agua que también son aprovechados por otros animales.

Impacto de su alimentación en el medio ambiente

Por la dieta que llevan, las personas pensarían que estos están destruyendo la vegetación, pues si piensan esto están realmente equivocadas.

Los elefantes no destruyen el medio ambiente, más bien son tan inteligentes que tienden a buscar otras zonas para no agotar la vegetación, lo que permite que la misma crezca.

Estos animales son imprescindibles para el ecosistema ya que desempeñan el papel de jardineros en la variedad de hábitats en los que se encuentran, lo que lo hace convertirse en un eslabón primordial, manteniendo y equilibrando la estructura ecológica.

Además, son unos de los principales dispersores de semillas mediante su consumo, la transportan y luego la excretan, luego de que las dispersa el estiércol proporciona un medio adecuado para la germinación de las semillas.

Reproducción

Por su papel tan importante en el medio ambiente es necesaria su reproducción para mantener el equilibrio. Estos se clasifican como animales vivíparos placentarios.

Cuando nos referimos a cómo se da la reproducción entre ellos debemos aclarar que el proceso de cortejo entre ambos géneros en realmente corto.

Un indicativo de que se encuentran en esta etapa en la manera en como frotan sus cuerpos entre sí, los machos agitan sus orejas cuando se encuentran listos para apararse, esto con la finalidad de esparcir su aroma, lo que le permite poder atraer a la hembras.

Los machos con mayor edad son los más propensos a aparearse. Para poder elegir quien será el que tendrá la oportunidad de aparearse con la hembra se producen peleas entre machos.

Los jóvenes no pueden competir con la fuerza de aquellos elefantes maduros por lo que no suelen competir, no por miedo sino por respeto a ellos.

Estos enfrentamientos no son mortales, la finalidad solo es medir sus fuerzas y virilidad.

Una vez que se da el acto de copula, el macho permanece con la hembra un periodo corto de tiempo para protegerla.

El período de gestación de las hembras es extenso, estamos hablando de al menos 680 días de desarrollo de la cría en su interior.

Una vez transcurrido este tiempo dan a luz a su cría, en la mayoría de los casos tienen un solo hijo.

Depredadores de los elefantes

A pesar del tamaño grande que tienen los elefantes, siempre habrá un enemigo que deseará apoderarse de sus crías.

Estos depredadores buscan el momento perfecto para atacar, cuando por alguna razón hay un mínimo descuido de la madre, que de por sí es muy cautelosa con los pequeños elefantes.

Entre la lista de depredadores más comunes se encuentran los: leones, tigres, cocodrilos, hienas, y los perro salvajes africanos.

Sin embargo, cuando la manada detecta algún peligro, la hembra (líder) camina para enfrentarse al enemigo, mientras que las otras hacen un círculo para proteger a sus crías, por lo que será muy difícil para el predador y tendrá que huir.

Actualmente esta especie se encuentra amenazada tras la caza incesante del hombre por la venta del marfil. Aunque está prohibido hacerlo, aún no se ha podido frenar esta problemática que pone en riesgo la vida de estos encantadores ejemplares.

Curiosidades

  • Los elefantes se comunican a través de sonidos de baja frecuencia que son transmitidos por el aire y por tierra. De hecho, se sabe que los elefantes pueden percibir dichos sonidos a través de sus enormes patas.
  • Estos animales tienen una memoria muy buena, por lo cual pueden reconocer a humanos u otros elefantes durante toda su vida.
  • Aunque los elefantes son animales muy pesados, pueden alcanzar una velocidad aproximada de 40 km/h cuando lo ven necesario.


Última actualización:

Elefante

Elefante. Edición de Atlas Animal. Original por MHSKYPIXEL. Envato.

Artículos relacionados