Iguana del Desierto

Revisado por . Licenciado en Biología

La iguana del desierto es un lagarto que vive en zonas áridas, regiones donde la vida tiene exigencias extremas. En estos espacios la sobrevivencia para cualquier ser vivo, incluyendo a los seres humanos, es sumamente dura. Sin embargo, este reptil ha sido capaz de configurar una forma de vida que le ha permitido permanecer y prosperar como uno de los poderosos animales del desierto. Por lo que estos parajes son su ecosistema ideal.

Una cualidad fantástica que tienen los reptiles, como la iguana del desierto, es que pueden regular la temperatura corporal, lo cual les viene perfecto en hábitats desérticas. En este lugar existen temperaturas extremas entre la noche y el día, cambios de hasta 15 grados. Los reptiles del desierto se pueden clasificar en dos clases: los lagartos y las serpientes.

Iguana del desierto

Los lagartos pueden ser definidos como los animales de aspecto más raro en todo el desierto. Suelen tener diversos mecanismos de defensa muy interesantes. Alguno puede modificar su color o tiene su cuerpo recubierto de agudas espinas. Otros modifican algo más, cambian toda su apariencia para asumir portes más agresivos.

Datos de la Iguana del Desierto

Clasificación:Vertebrado / Reptiles
Reproducción:Ovíparo
Alimentación:Herbívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Squamata
Familia:Iguanidae
Género:Dipsosaurus
Longevidad:7 años
Tamaño:50 – 61 cm
Peso:50 – 70 g

Estado de conservación

estado de conservacion preocupacion menor
Preocupación Menor. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución de la Iguana del Desierto

Área Geográfica de la Iguana del Desierto
Área Geográfica de la Iguana del Desierto. Imagen por rbrausse a través de Wikimedia Commons.

Características de la iguana del desierto

También se les conoce como lagartos, las especies que forman parte de esta categoría son muy diferentes entre sí, pero también tienen ciertas similitudes. Encontramos muchas variedades de lagartos con patas de diversos tamaños. También existen algunas que no disponen de estas extremidades. A veces puedes confundirlos con serpientes.

La manera de diferenciarlos está en que tienen oídos externos y párpados. Sin embargo, existe un tipo de lagarto que, al igual las serpientes, captan los olores a través de su lengua.

La facilidad de la iguana del desierto de adaptarse al clima es increíble, por eso viven muy bien en climas secos, áridos y muy calientes. Son capaces de sobrevivir con dosis muy pequeñas de agua y con los alimentos que el desierto puede ofrecerles. Suelen tener una vida nocturna, momento cuando las temperaturas ha bajado su intensidad.

Características que les ayudan a la supervivencia

La iguana del desierto es un lagarto con características muy llamativas. Como la mayoría de los lagartos, su cuerpo es grueso y aplanado y puede alcanzar hasta 40 centímetros de largo. Sin embargo, su cola lo supera, a veces llega a alcanzar hasta dos veces el tamaño de su cuerpo. Los machos son, regularmente, unos cinco centímetros más largos que las hembras. Por lo general pesan alrededor de 70 gramos.

La coloración de su piel es una suerte de mezcla entre el marrón y el gris. En su espalda se observa un esquema de rombos, similar a una red. Las escamas de su espalda son delgadas y dentadas, se inician en su cuello y se expanden hasta su cola. Esta, a su vez, está poblada de pequeños puntos marrones con forma de anillos. Su vientre adopta una coloración distinta, suele ser de tonos crema o blancuzcos. Sus orificios auditivos son de gran tamaño, y los tienen muy desarrollados para poder escuchar cuando se acerca un animal peligroso para su vida.

Hábitat de la iguana del desierto

Como ya hemos dicho en varias ocasiones, su vida se desenvuelve en las zonas desérticas, sobre todo en los desiertos que se encuentran en Estados Unidos, son muy típicas de estas zonas secas. Incluidos los estados colindantes con la costa oeste como California, Arizona, Nevada y Nuevo México. Suelen desplazarse por áreas de matorrales, lechos rocosos, bosques tropicales y subtropicales. Son animales terrestres pero, eventualmente pueden subirse a los arbustos de la zona.

Se desarrollan en las parte más secas y áridas, las cuales tengan arena caliente. Su tipo de piel les permite aguantar temperaturas de hasta 50° C, zonas en las que la vida es muy difícil, pero para las que la naturaleza las ha preparado. A menudo permanecen escondidas en las cercanías de las rocas y la maleza. En algunas ocasiones se esconden en madrigueras, o son abandonadas ahí por otros animales. Son muy buenas escaladoras y ascender a un refugio en las rocas es fácil para ellas.

Alimentación

Las iguanas del desierto son unos animales esencialmente herbívoros, se alimentan de muchas plantas de estación o perennes. También pueden comer flores, frutos, hojas y brotes. También pueden alimentarse de la enorme variedad de insectos del desierto en caso de necesidad o, si tienen la oportunidad. Las Iguanas del desierto no requieren de mucha agua para vivir. Se proveen de líquido almacenando el agua que consumen y la que toman de la vegetación.

Reproducción

Aunque vive la vida en las zonas del desierto, este reptil tienen un período de hibernación cada año, normalmente entre el mes de diciembre hasta febrero. El apareamiento de la iguana del desierto puede comenzar a principios del mes marzo y prolongarse hasta el mes de mayo. Estos lagartos son ovíparos, por eso entran en la categoría de reptiles, nacen a través de un huevo. Se reproducen solo una vez al año. Se sabe que en cada anidada desovan de 3 a 8 huevos.

El cortejo inicia a partir de señales olfativas que las hembras emiten desde glándulas que tienen cerca de su cola. Los machos tienen ciertos enfrentamientos para ganarse la aprobación de la hembra antes de copular. Esta pelea entre machos suele ser muy dura y violenta. Las hembras buscan un lugar seguro y cálido donde desovar y las crías nacen antes de septiembre.

Depredadores

Los depredadores habituales de las iguanas del desierto y de sus huevos son distintos según la región. Regularmente son las aves de rapiña, algunos mamíferos como el zorro, la comadreja y el tejón, también, algunas serpientes y el ser humano que la come como un alimento exótico.


Última actualización:

Iguana del desierto

Iguana del desierto. Edición de Atlas Animal. Original por Nataljusja. Envato.

Artículos relacionados