Saltamontes

Revisado por . Licenciado en Biología

Los saltamontes son insectos ovíparos, de la orden de los caelíferos, son conocidos principalmente por su gran capacidad para realizar saltos a larga distancia.

Hay alrededor de 18.000 especies diferentes que pueden ser encontradas en casi todo el mundo, exceptuando aquellas regiones frías cerca de los polos norte y sur.

Saltamontes

Datos del Saltamontes

Clasificación:Invertebrado / Insectos
Reproducción:Ovíparo
Alimentación:Omnívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Orthoptera
Familia:Acrididae
Género:Acrida
Longevidad:7 – 16 semanas
Tamaño:5 – 6 cm
Peso:10 g

Estado de conservación

estado de conservacion preocupacion menor
Preocupación Menor. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución del Saltamontes

distribucion-geografica-mundial
Área Geográfica del Saltamontes. Suelen vivir en zonas tropicales, boscosas y con muchas hierbas.

Características de los saltamontes

Los saltamontes suelen tener diferentes nombres como grillos, langostas, chapulines, entre otros. Sin embargo, estas especie de insectos tienen características que permiten diferenciarlos de otros insectos.

Tamaño

Una de las características del saltamontes que presenta grandes variaciones de una especie a otra, es el tamaño. Existen especies de este tipo de insecto que pueden llegar a medir escasos milímetros de longitud y otros que pueden medir hasta 15 centímetros sin tomar en cuenta el largo de sus patas traseras.

A pesar de su tamaño, estos animales cuentan con seis patas bastante potentes, las cuales tienen músculos grandes que hace que estén bien adaptadas para saltar distancias extraordinarias. A su vez, las patas traseras tienen una hilera de una especie de clavijas, las cuales usa el saltamontes para emitir su característico ruido. Este ruido es llamado estridulación.

Colores

Los colores de los saltamontes se adecuan al hábitat donde viven y suelen tener tonalidades que le permiten camuflarse, es decir, colores poco vistosos como el verde, el negro, el amarillo y los marrones. Estas tonalidades hacen que el saltamontes se esconda entre los árboles, troncos y suelo. Suelen presentar un color que varía de verde a oliva o marrón, e incluso pueden tener algunas marcas amarrillas o rojas.

Respiración

La respiración de los saltamontes como la mayoría de los insectos es a través de las tráqueas, es por ello, que por todo el cuerpo de este animal se encuentran los espiráculos, los cuales son los encargados de tomar el oxígeno necesario.

Comportamiento

Generalmente, los saltamontes son animales diurnos, pero esto va a depender de las condiciones climáticas. En algunas ocasiones los saltamontes suelen estar activos de noche, en especial en los días de bajas temperaturas, ya que descansan en el día y salen a buscar su alimento en la noche. El saltamonte todas las mañanas toma sol para reponer energía.

Además de todo ello, los saltamontes presentan también las siguientes características:

  • Cuentan con grandes ojos, pudiendo ser de color marrón, gris o verde.
  • Cuenta con alas que les permite migrar a largas distancias cuando hace demasiado frío o cuando ven que su hábitat se encuentra invadido por muchos animales.
  • Las hembras saltamontes son más grandes que los machos.
  • Detecta el tacto por medio de los órganos de su cuerpo, tales como sus antenas, cercos en el abdomen y los receptores en las piernas.
  • Los órganos para el gusto se sitúan en la boca y los del olfato se encuentran en las antenas.
  • Estos insectos oyen a través de un órgano timpánico que se sitúa en la base del abdomen.

Datos y curiosidades sobre su morfología

Los colores del saltamontes no son precisamente los más vistosos, de hecho pueden ser de matices verdes, marrones o con manchas rojas o amarillas.

Aún así, hay muchos datos y curiosidades sobre la morfología de este animal ovíparo terrestre, destacando su reducido ciclo de vida, el cual termina al poco tiempo de atravesar su época de apareamiento.

Por otra parte, su sistema auditivo está ubicado en el abdomen y funciona gracias a unas delgadas membranas que captan y transmiten las ondas sonoras.

Algo similar sucede con su olfato, que depende del par de antenas ubicadas sobre su cabeza, pues con ellas detectan los olores a su alrededor.

Otro aspecto curioso es el sonido que producen, el cual se denomina “estridulación” y generalmente lo realizan para comunicarse entre sí, o en el caso del macho, con el fin de atraer alguna hembra.

En cuanto a su sistema respiratorio, opera a partir de tráqueas, es decir, conductos que llevan el oxígeno desde el exterior hasta su organismo interno.

Hábitat: ¿Dónde viven?

Los saltamontes son un grupo de insectos que pueden ser encontrados en una gran variedad de hábitats, destacando entre ellos: los bosques tropicales, praderas, campos, y regiones semiáridas.

Cabe resaltar que cuando se concentran muchas especies en la misma zona, y comienza a escasear los alimentos, algunos de estos insectos tienden a liberar una especie de feromonas que facilita la movilidad alar para que puedan realizar migraciones hacia otros lugares.

¿Qué alimentos incluyen en su dieta?

La mayoría de los alimentos que comen los saltamontes se basan en hojas, plantas, incluso algunos cultivos como el de los cereales.

Sin embargo, a pesar de que el pasto es su dieta favorita, existen algunas especies de saltamontes son omnívoros. Es decir, comen alimentos de origen vegetal, así como también animal.

En el caso de los saltamontes, los alimentos de origen animal que se incluyen en su dieta, son algunos tejidos, e incluso heces de animales. Sin embargo, todo esto en menor medida.

Reproducción y ciclo de vida

Aunque puede existir un enorme número de saltamontes de distintas especies en un mismo lugar, donde los machos lanzan sus estridulaciones al aire para atraer pareja durante la época de reproducción, solo responden a dicho llamado las hembras de la misma clase que ellas.

Esta etapa que marca el final del ciclo de vida de los saltamontes, generalmente ocurre desde el mes de julio hasta septiembre, luego de pasar un corto período como ejemplares adultos.

Y es que estos ruidosos insectos pasan la mayor parte de su vida siendo huevos y, posteriormente, larvas, tiempo en el que exhiben la figura de un individuo maduro, pero más pequeño y con las alas aún sin desarrollar.

Ahora bien, los saltamontes son animales ovíparos terrestres cuya reproducción se da de manera sexual, es decir, por medio de fecundación interna.

Luego del apareamiento, las hembras depositan sus huevos en tierra firme, a unos dos centímetros de la superficie aproximadamente, para que pasen los siguientes meses esperando el momento de la eclosión, hecho que llega normalmente en mayo. La hembra puede llegar a colocar hasta cientos de huevos, e incluso miles; en función de la especie.

El ciclo de vida como tal de los saltamontes, se basa en un proceso de evolución que va desde:

  • Huevo.
  • Larva.
  • Pupa.
  • Adulto.

Una vez que las crías emergen de los huevos, se alimentan y cuidan por sí solas. Es decir, ni la madre ni el padre crían a su descendencia. Básicamente el único trabajo que deben realizar los saltamontes, es procrear; y en el caso de la hembra, poner los huevos en un lugar seguro.

En general una vez que un saltamontes llega a la etapa de adulto, puede vivir un aproximado de hasta 50 días. Todo dependiendo de su sexo, y de cómo se encuentre el hábitat en el que se encuentre.

Principales depredadores de los saltamontes

Los saltamontes son unos animales que poseen una amplia variedad de enemigos. Y es que desde que son tan solo unos huevos, corren peligro frente a algunos depredadores.

Principalmente en su etapa de huevos pueden ser ingeridos por moscas y escarabajos. Sin embargo, cuando ya son adultos, se suman más depredadores a la lista, por ejemplo, las hormigas, las arañas, avispas, algunas aves e incluso algunos mamíferos pequeños.

De hecho, los saltamontes tienen una particularidad y es que son comúnmente afectados por algunas bacterias, virus y hongos; lo que a su vez causa ciertas enfermedades en los saltamontes. Sin embargo, en muy pocos casos estas enfermedades suelen causar la muerte de estas especies, ya que el sol contrarresta los efectos negativos de los hongos o bacterias en ellos

Los humanos no son depredadores naturales de este insecto, pero en muchas regiones de Asia, son capturados para convertirlos en alimentos exóticos. Además de esto, muchas especies son consideradas como plagas, lo que conlleva a los humanos a exterminarlos, para proteger sus cosechas.


Última actualización:

Saltamontes

Saltamontes. Edición de Atlas Animal. Original por @Xana a través de Twenty20.

Artículos relacionados