Ranas Venenosas

Revisado por . Licenciado en Biología

Las ranas venenosas son anfibios vertebrados que varían en muchas tonalidades dependiendo de la raza y peligrosidad y pueden llegar a medir unos 6 centímetros de largo, dependiendo de su especie claro está.

Para diferencias ranas venenosas de otro tipo de rana inofensivas, solemos asociarlas con colores muy brillantes y fluorescentes junto a otro color de alto contrastes, siendo el color negro el que más se observa en estas especies.

Ranas Venenosas

Ranas Venenosas. Edición de Atlas Animal. Original por @mccraydonna37 a través de Twenty20.

Datos de las Ranas Venenosas

Clasificación:Vertebrado / Anfibio
Reproducción:Ovíparo
Alimentación:Carnívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Anura
Familia:Dendrobatidae
Género:Ranitomeya
Longevidad:10 – 12 años
Tamaño:5 – 8 cm
Peso:10 – 20 g

Estado de conservación

Insuficientes datos
Insuficientes datos

Distribución de las Ranas Venenosas

Área Geográfica de las Ranas Venenosas
Área Geográfica de las Ranas Venenosas. Imagen por Tnarg 12345 (información de IUCN Red List). Wikimedia Commons.

¿Cómo son las ranas venenosas?

Las ranas venenosas cuentan con un color base en su piel: el color negro usualmente; en algunos casos cuenta con unas líneas en amarillo o de otros colores, además de puntos en su espalda o rayas; aunque en su vientre son de tonos azules o grises, con varias manchas negras; en general son muy variadas las tonalidades, pero son colores llamativos como rojo, naranja y azul, para identificarlas mejor. Su piel es un poco permeable, debido a esta característica les es más fácil deshidratarse.

Cuentan con un cuerpo completamente vertebrado, dividido en extremidades y huesos que les facilita ser más rápidas o dar saltos más altos.

Y es que los pigmentos de estos ejemplares están vinculados a la cantidad de toxinas, por ello, mientras más coloridos, más fuerte es su veneno.

La manera en la que segregan las sutancias tóxicas e irritantes, es a través de su piel, que además es muy delicada, sin embargo, estos especímenes son inmunes a su propio veneno.

Otro dato interesante, es que las ranas venenosas que ocupan las zonas boscosas producen las toxinas a partir de su alimentación, y solo lo usan a modo de defensa más no para cazar. Estas criaturas suelen ser bastante pequeñas, algunos ejemplares miden menos de 50 milímetros.

¿Cómo es su veneno?

Obtienen su veneno por medio de ingerir algunos ácaros, los cuales le brindan ese tóxico en su piel. Además posee en su piel unas glándulas y estas a su vez botan el veneno que las protege de los depredadores, algunas bacterias y hasta hongos. Cabe destacar que algunas ranas poseen un veneno más fuerte que otras.

Como su veneno no es algo común, muchos científicos se han dado a la tarea de estudiarlo; pero siguen sin saber claramente cómo es que produce exactamente estas toxinas. Incluso han retenido a diversas especies venenosas, y cuando están en cautiverio no producen ese veneno. Sin embargo, han tratado de darle un uso positivo a las toxinas que desprenden, como en analgésicos, entre otros; pero siguen en ese proceso todavía.

Ejemplos de ranas venenosas y su hábitat

Pese a que muchas especies se encuentran en peligro debido al tráfico ilegal, aún existe una diversidad muy grande de ranas venenosas que habitan en los bosques, de hecho en una de las familias más populares, las de las ranas dardo, se contabilizan cerca de 200 tipos diferentes. Sin embargo, al igual que éstas, hay otras adicionales, destacando las siguientes:

  • Ranas Dendrobates Auratus: ocupa países como Colombia, Costa Rica y Nicaragua, en bosques tropicales con temperaturas por encima de los 20° centígrados.
  • Ranas fresas: son anfibios rojizos venenosos que están en los bosques tropicales de Costa Rica, con temperaturas sobre los 24° centígrados.
  • Ranitomeya Reticulada: una especie extremadamente venenosa que se encuentra también en bosques tropicales, pero del Amazonas.
  • Rana Arlequín: su piel es lisa y está cargada de veneno, son rojas, azules o amarillas y viven en los biomas tropicales de Ecuador, Colombia y Brasil.
  • Rana Dorada: se trata de una de las especies más peligrosas del mundo debido al potente veneno que segregan. Habitan en los bosques húmedos tropicales del Amazonas, Costa Rica y Panamá.

Cómo es la reproducción de las ranas venenosas

Estas ranas cuando se reproducen emiten variados sonidos y movimientos muy complejos para atraer a las hembras; y esto también lo hacen para defenderse y esforzarse en sobrevivir. Sus órganos reproductores, tanto en el macho como en la hembra, se encuentran diagonal a sus riñones.

Son anfibios en los que las ranas pueden durar varios días en el apareamiento; una vez que pasa la reproducción, la rana venenosa hembra puede colocar hasta ocho huevos, los cuales ubica debajo del agua; y las crías renacuajos nacen luego de 16 días; es entonces cuando la rana venenosa macho los ubica uno a uno a otros lugares de donde nacieron. Su desarrollo como tal ocurre después de los 80 días aproximadamente.

Dieta de las ranas venenosas

En su mayoría las ranas venenosas se alimenta con carnes; como por ejemplo: moscas, gusanos, termitas, insectos, peces pequeños, grillos, arañas, escarabajos y caracoles; sin embargo, en el caso de las más grandes, pueden comer pequeños vertebrados como los ratones.

Comen sin dientes

Aunque algo muy atrayente respecto a la rana venenosa es que no tienen dientes; entonces ¿cómo se comen sus presas? En este caso usa la misma técnica que la serpiente: estos anfibios se tragan su comida completamente entera; lo logran cuando usan su mandíbula de arriba y así atrapan su alimento.

Estos animales vertebrados se valen de su lengua pegajosa para hacer una rápida caza, sobre todo de los insectos en este caso.

Dato curioso sobre las ranas venenosas

Algo muy interesante respecto a las ranas es que los ojos de estas les sirven o ayudan para que traguen su alimento; ya que, al momento de tragar, los ojos se les hunden; mientras comen, sus ojos están parpadeando, pero el verdadero motivo por el que esto ocurre es que está forzando su cabeza para que pueda bajar por completo de su garganta la presa.

Dónde viven

Las ranas venenosas viven en sitios normalmente húmedos; y suponiendo que no logren estar en estos lugares, pues entonces poseen adaptaciones únicas que las ayudan a enfrentarse a estos lugares secos.

Están distribuidas muy bien en el planeta, aunque dependiendo de sus especies algunas son más fácil de encontrar en América central y del sur; habitando así en los bosques tropicales más húmedos de las zonas donde se ubican.

Las áreas de distribución en las que se encuentra una mayor cantidad de ellas, están en las regiones del centro y sur de América.

Como cualquier anfibio, estos anuros tóxicos necesitan estar cerca de fuentes acuáticas, mientras otros ejemplares optan por pasar considerable tiempo en los árboles.

También es común que algunas especies se establezcan en bosques nubosos, andinos e incluso unas cuantas de éstas, en bosques secos.

Estos tipos de animales prefieren estar siempre en ecosistemas donde predomina una vasta vegetación, temperaturas elevadas y como ya dijimos, lluvias constantes.

¿A qué peligros se enfrentan?

Las ranas con una piel que es venenosa o tóxica para otros animales, no significa que no tengan depredadores; todo lo contrario, ya que a medida que ha pasado el tiempo, muchas especies han creado mecanismos para defender su cuerpo de estas toxinas.

Por este motivo, los que más las buscan para comer son las aves como las gaviotas, los halcones que se atraen por sus colores y reptiles como serpientes, también perros salvajes y zorros. Además, las ranas grandes y los sapos son depredadores para estas especies.

Los seres humanos también son un peligro para las ranas, ya que en algunos países las buscan para experimentos o platos de algunos restaurantes.


Última actualización:

Ranas Venenosas

Ranas Venenosas. Edición de Atlas Animal. Original por @mccraydonna37 a través de Twenty20.

Artículos relacionados