Toro

Revisado por . Licenciado en Biología

El toro es uno de los bovinos más grandes y fuertes que existen. El mismo cuenta con la propiedad de poder pesar hasta más de 750 kilogramos y de poder alcanzar una extensión de hasta más de 2.5 metros, volviéndolo excelente para todo tipo de propósitos cárnicos.

El toro de granja cuenta con la propiedad de poseer una excelente salud, gracias a su buen cuidado y alimentación, lo cual lo convierten en un animal favorecedor para actividades cárnicas e, incluso, para ser utilizado en corridas de toros.

Toro

Toro. Edición de Atlas Animal. Original por Ron van den Berg en Pixabay.

A pesar de lo bravo que es este animal, muchas granjas lo han comenzado a incluir en las mismas debido a las excelentes crías que producen, a sus propiedades rumiantes (correcta digestión e ingesta de alimentos) y a su gran beneficio con fines comerciales.

Datos del Toro

Clasificación:Vertebrado / Mamíferos
Reproducción:Vivíparo
Alimentación:Herbívoro
Hábitat:Terrestre
Orden:Artiodactyla
Familia:Bovidae
Género:Bos
Longevidad:18 – 22 años
Tamaño:2 – 2,5 m
Peso:750 g

Estado de conservación

estado de conservacion preocupacion menor
Peligro Menor. Imagen por Atlas Animal. Información de IUCN Red List

Distribución del Toro

Área Geográfica del Toro
Área Geográfica del Toro. Imagen por Phoenix_B_1of3 a través de Wikimedia Commons.

Características comunes del toro

El toro es un animal herbívoro, el cual se caracteriza por contar con un sistema rumiante. De esta manera, los mismos cuentan con un estómago donde se realiza una digestión óptima para brindarle a este animal todo tipo de propiedades beneficiosas de los alimentos consumidos.

El toro de granja posee un cuello ancho y corto, además de contar con una gran papada. Por otra parte, cuentan con dos cuernos a los laterales de su cabeza y posee un cuerpo sumamente robusto. Esto último ayuda a que sea comúnmente criado con fines cárnicos.

Este es uno de los animales de granja normalmente suele ser criado para ser empleado en una variedad de actividades de entretenimiento, tales como son las corridas de toros. Por ello, es muy común que se les críe de manera que cuenten con un temperamento sumamente agresivo.

Lugares donde viven los toros

Los toros cuentan con el beneficio de poder vivir en todo tipo de lugares amplios y provistos de vegetación. De esta forma, es normal verlos en praderas, montañas e incluso estepas. Aun así, son cada vez la menor cantidad de estos bovinos que viven sin ser domesticados.

Este bovino también varía de hábitat según su ubicación. Por ejemplo, los toros asiáticos suelen ser encontrados, mayormente, en praderas. Por otra parte, estos animales solían vivir en bosques amplios, aunque, actualmente, es muy poco común verlos en estos lugares.

En cuanto a los toros de granja, los mismos viven en lugares abiertos donde se les provea los alimentos necesarios. Además, deben contar con cuidados especiales para garantizar su calidad de vida y para poder extender sus años de vida.

Reproducción del toro

El toro es considerado el macho de la pareja, por lo cual se encarga de preñar a la hembra, es decir, la vaca. De esta manera, una vez el toro proceda a montar a la vaca, se estaría procediendo a la etapa de gestación dentro del útero de la hembra.

Con respecto a los toros de granja, usualmente se suele dar todo el proceso de reproducción a través de la inseminación artificial. Así, se utilizan diversos medios para recolectar el líquido de este animal para luego ser introducido a la vaca, de forma que logre quedar embarazada sin ninguna complicación.

La inseminación artificial favorece que las crías de vacas tengan los mejores genes posibles y, adicionalmente, ayuda a que se generen más cantidad de crías a lo largo del año. Por ello, este es el principal método de reproducción para los toros de granja.

¿De qué se alimentan los toros?

Al igual que otros tipos de bovinos de granja, el toro se caracteriza por contar con una dieta alta en todo tipo de hierbas. El principal alimento de este animal, cuando se encuentra en granjas, es el pasto. Hay ocasiones donde los toros son alimentados con maíz, gracias a las excelentes propiedades de estos alimentos, los cuales ayudan a mantenerlos fuertes y saludables.

Los toros deben contar con una supervisión de alimentos, ya que los mismos pueden comer de forma desmedida, llegando, incluso, a consumir cantidades de comida que pesen lo mismo que este bovino. Por ello, es indispensable brindarles una correcta dieta que les ayude a desarrollarse correctamente y a mantenerse sanos.

En situaciones de ser toros salvajes, los mismos se alimentarán de todo tipo de hierbas. Así, se pueden mencionar la avena, el trigo, el arroz y el pasto. Esto hace que quizá estos animales no tengan una gran calidad de vida en comparación a los toros de granja, debido a que no poseen una dieta balanceada.

Depredadores del toro

El toro suele vivir en ambientes que no contribuyen una gran amenaza para los mismos. Además, estos bovinos cuentan con la propiedad de poder defenderse ante todo tipo de posible depredador, por lo cual es muy difícil de que lleguen a ser abatidos por los mismos.

La principal amenaza de estos animales granjeros son mamíferos como los leones y tigres. Además, las serpientes venenosas también suponen un gran riesgo para los toros. Aun así, son pocas las posibilidades de ser atacados por cualquiera de estos animales.

Los toros de granja tienen como depredador principal al hombre, ya que son alimentos para el mismo. Además, como suelen formar parte de una variedad de actividades de entretenimiento, estos bovinos corren riesgo de ser asesinados durante su lucha con los humanos.


Última actualización:

Toro

Toro. Edición de Atlas Animal. Original por Ron van den Berg en Pixabay.

Artículos relacionados