Ciempiés

Revisado por . Licenciado en Biología

El ciempiés es un animal invertebrado perteneciente al filo de los artrópodos, y aunque comúnmente lo llamamos por su nombre popular, en términos científicos se denomina Chilopoda.

La mayoría de los ciempiés, miembros de la clase de los miriápodos, son inofensivos pero al mismo tiempo venenosos y depredadores eficaces. Sin embargo, su veneno no es letal para el ser humano.

Datos de la Ciempiés

Clasificación:Invertebrado / Insectos
Reproducción:Ovíparo
Alimentación:Carnívoro
Hábitat:Terrestres
Orden: Geophilomorpha
Familia:Himantariidae
Género:Haplophilus
Longevidad:5 – 6 años
Tamaño:25 – 38 cm
Peso:Pocos gramos

Estado de conservación

estado de conservacion preocupacion menor
Peligro Menor. Imagen por Atlas Animal. Información por IUCN Red List

Distribución de la Ciempiés

distribucion-geografica-mundial
Área Geográfica Mundial. En función de la subespecie se encuentra en diversas zonas: desiertos, selvas, montaña bosques y sabanas.

Características destacadas del ciempiés

Los ciempiés son insectos terrestres de veloces movimientos, también son conocidos como milpiés y escolopendras. En general son depredadores de otros insectos y animales, algunas especies son venenosas. Son animales invertebrados lo que significa que no poseen esqueleto o columna vertebral.

Su cuerpo está organizado en dos secciones: la cabeza y el tronco. En la parte del tronco posee 21 segmentos de patas, una a cada lado, lo cual lo da 42 pies. En consecuencia, no llegan a tener, exactamente, cien pies. Los más grandes alcanzan un tamaño de 30 centímetros.

Tipos de ciempiés

Existe una enorme cantidad de ciempiés distintos, vamos a nombrar algunos de ellos.

  • El ciempiés de casa

Esa variedad es generalmente pequeña y de color amarillento o marrón. Ese se encuentra de normal en las costas del mediterráneo y en algunos desiertos.

  • Ciempiés gigantes

Son una de las variedades más grandes, poseen 23 pares de patas. Sus cuerpos son planos y tienen garras venenosas en sus patas delanteras. Viven en las zonas del desierto de países como México y Estados Unidos.

  • Ciempiés de piedra

Sus cuerpos son aplanados y esto les permite maniobrar en espacios reducidos. Tienen 15 pares de patas y miden cinco centímetros de largo. Estos viven bajo las rocas, en las zonas más áridas de Australia y de Estados Unidos. También suelen vivir dentro de troncos de árboles caídos.

  • Ciempiés de fuego

Estor insectos se destacan por su exoesqueleto de tonos rojizos, escupen una sustancia química venenosa. Viven en las zonas áridas y subtropicales del continente Africano y Asiáticos, del tamaño del mismo depende la cantidad de patas que tengan.

En general, poseen en la cabeza una suerte de placa craneal. Aunque algunas de ellas pueden ser ciegas, hay variedades que tienen ojos a los lados de la cabeza. Incluso, hay las que disponen entre uno y varios pares de ojos. Suelen estar dotadas de un par de antenas cuya longitud y cantidad de segmentos, varía según la especie.

Las bocas de los ciempiés están conformadas, básicamente, por dos mandíbulas. Cada segmento o anillo de su cuerpo está acompañado de un par de patas. El primer par de patas tiene la forma de uñas que usan para atrapar y sostener a sus presas.

Tiene un par de patas en la parte final de su cuerpo denominado como “par anal”. No son usadas como medio de locomoción, se utilizan para defenderse o para llamar la atención del sexo opuesto. Es decir, sus órganos sexuales están ubicados en esta sección de su cuerpo. Esta cualidad conocida como “dimorfismo sexual” hace fácil diferenciar al macho de la hembra.

¿Cómo se comporta este artrópodo?

El ciempiés es un animal invertebrado muy solitario y de hábitos nocturnos, es decir, que sale de sus refugios en horas de la noche.

En el día se quedan en troncos, madrigueras o bajo tierra, buscando estar húmedos y seguros.

Los ciempiés no son considerados agresivos, pero son capaces de hacer mordeduras muy dolorosas cuando son atacados o se encuentran en peligro.

Si no son cazados ni amenazados en su hábitat, su promedio de vida es de 6 a 7 años.

Hábitat y distribución geográfica del ciempiés

Los ciempiés se encuentran principalmente en desiertos, selvas, montañas, bosques, sabanas; casi cualquier lugar es apropiado para la existencia y reproducción de los ciempiés. Las cortezas de los árboles, las plantas en general, son también plazas perfectas para desarrollar su vida. Muchos de ellos viven en el suelo, debajo de rocas, en árboles caídos o en las malezas.

Prefieren vivir en zonas cuyas temperaturas oscilan entre 24 y 32° C. Sin embargo, algunas variedades pueden vivir perfectamente, en zonas realmente áridas. Pueden vivir en los desiertos cuyas temperaturas alcanzan entre 40° y 44 C. En las zonas más cálidas y secas, procuran encontrar lugares donde resguardarse durante el día.

¿De qué y cómo se alimenta este invertebrado?

Los hábitos alimenticios de los ciempiés indican que es una especie carnívora que come animales mucho más pequeños que él: arañas, insectos, moluscos, lombrices y otros.

En su alimentación, el veneno que procede de sus glándulas resulta ser un elemento esencial.

Con él y con unas especies de garras (forcípulas) que tiene en los primeros segmentos de sus patas, consigue paralizar a su presa sin dejarle oportunidad de escapar.

Por otro lado, aunque no es lo más común, a los ciempiés machos se les ha visto practicando canibalismo, pues se comen las crías que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Reproducción del ciempiés

Las últimas patas de este artrópodo, llamadas patas anales, tienen una función específica: atraer al sexo opuesto para un posible apareamiento.

En estas patas se encuentran los órganos sexuales que muchas veces sobresalen del cuerpo. Por eso, resulta fácil distinguir si se está frente a un macho o una hembra.

Dependiendo de la especie, los ciempiés pueden ser incluso hermafroditas.

También varía según la especie la forma de aparearse, pero por lo general, el macho libera los espermatóforos sin ningún tipo de cortejo. Pero en otras especies sí existe un baile previo.

La hembra recoge los espermatóforos y se produce la fecundación.

Aunque existen algunas especies en las que no hace falta el macho pues se da el proceso de partenogénesis.

Luego de un tiempo la hembra deposita los huevos en la arena. Para lograr resguardarlos y hacer que sobrevivan, los rodea con tierra para evitar la posible captura de depredadores hambrientos.

¿El ciempiés tiene depredadores?

Debido a que vive en superficies terrestres, este animal invertebrado es objeto de muchos depredadores que se encuentran en su mismo hábitat. Mayormente son cazados por sapos, aves y otros animales más grandes que él.

Sin embargo, los ciempiés tienen su propio mecanismo de defensa. Al sentirse en peligro inmediatamente dejan salir un especie de sudor muy toxico de su cuerpo.

Con esto logran atemorizar a la mayoría de los que quieren convertirlo en alimento.


Última actualización:

Ciempiés

Ciempiés. Edición de Atlas Animal. Original por byrdyak. Envato.

Atlas Animal

Artículos relacionados